FANDOM


La noticia de la derrota de Úzaho a manos de Ira se extendió como la pólvora. Solo una hora después de acabar el encuentro toda la ciudad estaba comentando el resultado. Los pocos que habían presenciado el Duelo describía alucinados el acontecimiento según su punto de vista.

Nerwi había ido a hablar con Úzaho, acompañado de Zen y Grenda. Pero no le encontró solo. Los Reyes de la Escuela restantes estaban con él.

-Vaya, el que faltaba- comentaba Odoportar.

-Llegas justo a tiempo- dijo Latepers -. Nuestro hermano iba a contarnos los detalles ahora mismo.

-¿Entonces no fui el único que no pudo ver el Duelo?

-Sí y no- respondió Chima – ya que los cuatro vimos justo el momento del ataque del Dragón de Ira.

-Aún así- interrumpió Odoportar – mi hermana y yo fuimos retados a un Duelo Tag por dos Duelistas Mercenarios que iban acompañados de un abogado.

-¡A nosotros también nos pasó!- se aceleró Grenda.

-¿A vosotros también, hermana?- preguntó Chima alterada - ¿Y cuántos eran? ¿Tres?

-No, solo uno- respondió - , y desafió solo a Nerwi.

-Parece- habló Úzaho tras estar un buen rato en silencio – que, sea quien sea el artífice de eso, su objetivo somos nosotros, Los Cinco Reyes de la Escuela.

-Pero a ti no te han atacado, ¿o sí?

-Acabo de tener un Duelo, ¿recordáis?

-¿¡Cómo!?- exclamaron a unísono todos los demás.

-Ira me dijo lo siguiente antes de entrar en Duelo:

-“Sería interesante ver si aguantas lo suficiente como para poder ayudar a tus súbditos. Sería una pena que esos cuatro enclenques estuviesen teniendo un Duelo contra ciertos rivales complicados. Claro, que también puedes dejarte ganar y venir conmigo a ver a mi Jefe para que les dejemos en paz. A fin de cuentas, no puedes probar nada.”

-“No me pienso dejar ganar”- le contesté - “Mucha gente confía en mí, incluso mis amigos, por muy oscura que sea su situación, y por ello te aplastaré ahora para ir a devolverles el favor”.

-“Esa es la actitud”- me respondió - “Cuando veas lo dura que puede ser una venganza, temblarás de miedo suplicando que salve a aquellos que pagaron por ti”.

-¿Y cómo fue el Duelo?

-Fácil, al principio. Mis Cartas respondieron a mis sentimientos y en pocos Turnos tenía la situación bajo control, pero en ese momento, Ira gritó:

-“¡Te lo advertí! ¡La Venganza es un plato que se sirve frío y que, además, se sirve con acompañamiento!”

-A partir de ese momento, su Deck empezó a funcionar. A partir de la rabia y del odio de sus Monstruos derrotados y de sus Life Points perdidos, fue igualando el resultado hasta invocar a su Carta estrella: el Dragón Vengador de Ojos Odiados. Tras Invocarlo, en un Turno me barrió el Campo, y al siguiente me remató.

Todo el Mundo guardó silencio durante unos minutos. Todos estaban estupefactos, ya que no se suele dar ese resultado, y menos contra Úzaho. Tras cobrar aliento, Nerwi dijo:

-Está claro que van detrás nuestra, y puede que también detrás de más personas, pero eso no lo sabemos. Por tanto, declaro que estamos en Estado de Emergencia B.

-¡Nerwi!- gritó Odoportar - ¡No estamos en una Reunión de Los Cinco reyes de la Escuela ni tienes la autoridad suficiente para declarar algo así!

-Pero tiene razón- interrumpió Úzaho - . Yo apruebo dicha opción. Además, esto se convirtió en una Reunión una vez llegó él. Aunque haya gente por el medio- dijo mirando hacia Zen y Grenda – Entended que, aunque tú seas hermana de Chima y tú hermano de Éolos, no voy a trataros de forma diferente.

-¡No lo tienes que decir dos veces!- asintió Zen con su energía habitual.

-Ya que fuiste tú quien declaraste este Estado de Emergencia B, te encomiendo una Misión: encuentra a alguien que pueda investigar “eso” que nos está haciendo daño, sea lo que sea. Me da igual que métodos uses, consigue esa Información.

-Lo haré, no os preocupéis. Voy pues a mi Misión- respondió Nerwi.

-¡Espera! ¡Vamos contigo!- dijeron Zen y Grenda.

-Os lo agradezco. Además, creo que los tres conocemos a la persona indicada.

El trío abandonó la sala y se dirigieron cada uno a sus casas. Por el camino, los tres repasaron los datos que tenían: Algo o alguien había contratado a unos Duelistas Mercenarios y a unos abogados, como Nick y Thomas. Ira estaba en el medio e “Ils Mancantes” era una pista clave. Esa noche, por si acaso, los tres durmieron con sus Discos de Duelo cerca. Chima, al ver que su hermana lo hacía, avisó a los otros para que hicieran lo mismo.

A la mañana del día siguiente, Nerwi, Zen y Grenda fueron a hablar con un chico de su edad, algo más bajo que ellos.

-Hola Pyros- le saludó Nerwi.

-Hola chicos- respondió Pyros – Hubo mucha conmoción por lo de Úzaho e Ira.

-¿Viste el Duelo?

-En primera fila, Zen. La estrategia de Úzaho fue PERFECTA, pero Ira le sobrepasó. Nunca había visto un Deck como el suyo, basado totalmente en la venganza. Por cierto, tenéis cara de querer decirme algo.

-La verdad es que sí, tenemos un favor que pedirte.

-¿Y de qué se trata, si se puede saber?

-Ya que a ti se te da muy bien la tecnología- empezó Zen – queríamos que buscases cierta información.

-Debe de estar muy clasificada para que recurráis a mí, pero os pongo sobre aviso de que yo no me voy a jugar el pellejo contra la ley ni nada.

-Justamente por eso te necesitamos- continuó Grenda - . No sabemos ni dónde ni cómo conseguir esa información, pero no es algo precisamente que la policía esté guardando.

-Es decir- dedujo Pyros – queréis que busque Información sobre “algo” o alguien que está a espaldas de la ley, ¿no?

-Exactamente- respondió Nerwi.

-¿Y por qué queréis esa información?

-Sea quien sea o lo que sea, va detrás de Los Cinco Reyes de la Escuela.

-¿En serio? Haberlo dicho antes. Sin embargo...

-¿Sin embargo?

-Solo lo haré si me vences en un Duelo, Nerwi- dijo Pyros rebosando confianza.

-Como quieras- aceptó Nerwi - , ¡pero no pienso perder!

-¡DUELO!-


Continuará en el próximo episodio.